jueves, 26 de diciembre de 2019

Reseña: Una obsesión perversa- Victoria Schwab.

  • Autor: Victoria Schwab. 
  • Formato: Pasta Blanda || Digital Ebook. 
  • Editorial: Puck Editorial. 
  • Páginas: 384. 
  • Temática: Drama, Acción, Ciencia Ficción, Fantasía.
  • Disponibilidad: www.casadellibro.com ||  Amazon. 
  • ISBN: 9788492918188


Víctor y Eli eran dos estudiantes universitarios brillantes pero arrogantes que reconocían, el uno en el otro, la misma agudeza y la misma ambición. En el último año de su carrera, el interés compartido por la adrenalina, las experiencias cercanas a la muerte y los acontecimientos en apariencia sobrenaturales plantean una posibilidad intrigante: que, dadas ciertas condiciones, sería posible desarrollar habilidades extraordinarias. Pero cuando la tesis pasa de lo académico a lo experimental, las cosas salen horriblemente mal.

Diez años más tarde, Víctor escapa de la cárcel, decidido a encontrar a su antiguo amigo (ahora enemigo), con la ayuda de una muchachita cuyo carácter reservado esconde una capacidad asombrosa. Mientras tanto, Eli se ha propuesto erradicar a todas las demás personas con superpoderes que pueda encontrar... salvo a su compañera, una mujer enigmática de voluntad inquebrantable. Ambos armados con inmenso poder, impulsados por el recuerdo de la traición y la pérdida, los archienemigos están decididos a vengarse... pero ¿quién quedará vivo al final?





¡Buenas tardes, Nadadores! ¡Feliz navidad a todos! El fin de año se acerca a pasos agigantados, al fin libre soy porque el semestre ha terminado, así que hay que celebrar, los motivos sobran. Estas fechas no han parado mi flujo lector que está siendo más fructífero que nunca, desgraciadamente tiempo es lo que me falta para plasmar la infinidad de reseñas pendientes que tengo, así como para dar señales de vida en los blogs que sigo. 

De cualquier forma, les cuento que este es un libro que mi hermana del mal, Astrid de Narradora Literaria, y yo decidimos leer para la víspera de Halloween, aunque es hasta ahora cuando por fin pude sentarme a reseñar además de que fue bastante difícil engancharme lo suficiente con este para finalizarlo. 

¿De qué va entonces Una obsesión perversa? 

Víctor Vale y Eli Cardale son una especie de mejores amigos y compañeros de universidad. Ambos están en su seminario de tesis, no pueden ser más dispares en su personalidad así como en el tema que abordarán estas. 

ExtraOrdinario. La palabra que lo había empezado —arruinado, cambiado— todo. 

A pesar de ello, cuando Eli comienza a realizar averiguaciones acerca de los EO, comienzan a aumentar sus ansias de ver pruebas de su teoría e invita a Víctor a hacer realidad sus hipótesis, sometiéndose a experimentos que los lleven a la muerte para posteriormente volver como seres de habilidades fuera de lo común para los que los rodean, ExtraOrdinarios.

En aquellos momentos de encierro y oscuridad, el deseo de hacer pedazos a todos los que lo rodeaban había llegado a ser incapacitante. Hacerlos pedazos a todos y salir por sus propios medios.

Sin embargo, los resultados de estos acabarán poniendo en entredicho su amistad, provocando que Víctor acabe en la cárcel, donde ha estado rumiando su ansiada venganza por más de diez años. 

¿Podrá lograr acercarse a Eli lo suficiente para devolverle todo lo que lo ha mantenido encerrado en estos años? 

Hablando de los personajes, son sumamente impresionantes. 

Víctor Vale es un joven de veinti pocos años, sumamente sarcástico y directo. Víctor tiene una curiosidad innata que va subiendo de intensidad, rayando en la obsesión, para poder obtener lo que desea. Victor siempre anhela ser el mejor en todo, ya que infinidad de cosas le fueron arrebatadas. Es calculador, astuto y no teme quitar de en medio a los demás para alcanzar sus fines. Hijo de una pareja de psicólogos famosa que nunca estaba en casa, es solitario, y nunca se ha provisto de un ambiente familiar adecuado. Suele tachar palabras en los textos para crear nuevos. Es bien parecido, de cabello rubio, indumentaria pulcra y elegante, de ojos oscuros. Odia a Eli inmensamente, siempre ha tratado de ser mejor que él y aprovecha manipular un poco a los demás para obtener aquello que desea.
Debes hacerte tiempo para lo importante, para aquello que te define: tu pasión, tu progreso, tu bolígrafo. Tómalo y escribe tu propia historia


Eli Cardale es un joven de veintipocos años, compañero de universidad de Víctor. Eli es una fachada para los demás, ya que solo Víctor puede ver el potencial malvado que este tiene en el interior. Es un fanático religioso, se dice que es atractivo, inteligente pero a diferencia de Víctor, es sociable. Siempre obtiene lo que desea de un modo u otro, jugando a tener el control, sin temblarle el pulso para deshacerse de otros como si no fuesen más que un mal experimento. Es arrogante y se da aires de superioridad.

Pero lo que más fascinaba a Víctor era que, decididamente, Eli tenía algo que estaba mal. Era como una de esas imágenes llenas de pequeños errores, de los que solo se podían detectar examinando la imagen desde todos los ángulos y aún así, algunos siempre se escapaban.


Sydney Clarke es una chiquilla de doce años, a quien Víctor recoge de la calle y acoge bajo su protección. Sydney idolatra a su hermana mayor Serena, quien la traicionó a pesar de todo el amor que esta le prodigaba. Es tranquila y solo busca pertenecer a alguna parte. Su cabello es rubio, corto y sus ojos son azules.

Sydney sentía por su hermana mayor. Se vestía como Serena. Se comportaba como Serena y era, en casi todos los aspectos, una versión miniatura de su hermana. Una sombra, distorsionada por la edad y no por el sol. 

Serena es la hermana de Sydney y nueva compinche de Eli. Siempre obtiene lo que desea con solo abrir la boca, moviendo a los que la rodean como simples peones. Es calculadora, no le tiembla el corazón para acabar con su hermana si lo ve necesario. Es alta, de cabello largo y rubio. Sus ojos son azules. 

Mitchell Turner era el compañero de celda de Víctor. Por su constitución grande y fuerte, así como los tatuajes de sus brazos, siempre ha sido culpado de delitos que no ha cometido. Es inteligente, observador y tiene una capacidad impresionante de hackeo. Este es taciturno y sigue a Víctor como si fuese una sombra.  


Ahora bien, nunca había tardado tanto con un libro de Schwab en las manos.Y es que el inicio es mortalmente lento, que cada vez que me aventuraba en su lectura, terminaba aburrida, muerta de sueño y confundida porque no entendía un carajo. 

La cárcel dejaba un hambre en la gente, un ansia. La naturaleza exacta de ese deseo dependía de la persona. Víctor también quería algo. Quería ver sangrar a Eli. 
La autora echa mano de los saltos temporales pero no terminaba a acostumbrarme a ellos. Tal vez era que estaba leyendo más de un libro a la vez el problema -a la par con Outlander 6 ni más ni menos, dénse una idea- uya que una vez que terminé aquél pude entrar al ritmo de Victoria sin problemas. 


Lo ha vuelto a hacer, ha creado un mundo tan extraordinario que no sé cómo explicar sin irme de la lengua. Literalmente. Los ExtraOrdinarios o EO son personas que tuvieron una experiencia cercana a la muerte en la que padecen un dolor indescriptible llamado trauma en la que mueren para volver a la vida con capacidades que los diferencían de las personas comunes. Por años, los EO han sido relegados a ser una leyenda urbana o eso se cree hasta que Eli comienza a realizar averiguaciones y experimentos para descubrir cómo funciona esta experiencia sobrenatural. 
¿Sabías... que cuando le quitas a alguien el miedo al dolor, también le quitas el miedo a la muerte? Lo haces inmortal a sus propios ojos. Por supuesto que no lo es, pero ¿cómo dicen? ¿Todos somos inmortales hasta que se demuestre lo contrario?

Me ha volado la cabeza, ya que una vez que le coges el ritmo se ha vuelto imposible dejar la lectura y solamente quería seguir el hilo que la autora plantea. Tiene términos médicos y científicos sumamente interesantes, así que no me entrañaría que hubiese realizado una exhaustiva investigación antes de sentarse a escribir el libro. 

Lo peor de esa capacidad de insensibilizarse era que le quitaba todo menos eso: esa necesidad asfixiante de hacer daño, de quebrar, de matar, que se derramaba sobre él como una gruesa capa de jarabe hasta que entraba en pánico y volvía a activar sus sensaciones físicas.

Lo que se lleva los laureles son los personajes. Víctor ha sido de lejos mi preferido. Me ha dejado impresionada por su capacidad mental y la habilidad que le ha sido otorgada, así como el uso que este le brinda. Eli me ha parecido interesante, pero el protagonismo se lo roba Víctor con los ojos cerrados ya que es palpable que lo embargan intensas emociones a lo largo de la entrega que wow.

Víctor se preguntaba por muchas cosas. Se preguntaba por sí mismo (si estaba dañado, o si era especial, o mejor, o peor) y por otras personas (si realmente eran todas tan estúpidas como parecían).


No digo que se trate del típico héroe, sino todo lo contrario. Este hace lo que está en su mano para realizar sus objetivos, dejándonos la sensación de que no hay "buenos" sino suficientes matices. Con todo ello, está provisto con una humanidad y entendimiento del que nuestro antagonista Eli carece. 


Cuando te preguntas por algo —prosiguió Eli—, no significa que una parte de ti quiere creer en eso? Yo creo que, en la vida, queremos demostrar las cosas, más de lo que queremos refutarlas. Queremos creer.

Como buen villano, Eli me ha repugnado, este nos muestra las consecuencias de jugar a ser Dios, dispuesto a acabar con los de su alrededor como si no fuesen más que meros objetos. Es eso lo que le brinda lo interesante. A lo largo de los capítulos descubriremos la razón del odio de nuestro protagonista y cómo ha acabado en la cárcel, variando entre pasado y presente para comprender las acciones que realiza para así obtener su ansiada venganza. También aquellas razones que los llevaron a acabar con esa amistad que me ha recordado terriblemente a un rollo a lo Charles Xavier y Magneto. 

—Espero que Víctor le haga daño— respondió alegremente—. Mucho.
—Cielos. Tres días y ya te le estás pareciendo. —Mitch se dejó caer en una silla y se pasó la mano por la cabeza rapada —. Mira Sydney, hay algo que tienes que entender sobre Víctor...
—No es un hombre malo —lo interrumpió ella.
—En este juego no hay hombres buenos —repuso Mitch.
Pero a Sydney no le importaba eso de buenos. No estaba segura de creer en eso.
—No tengo miedo de Víctor. 
Los otros personajes me han fascinado. Es asombroso cómo sus vidas se van entretejiendo con la de Víctor, ha sido interesante atisbar cómo se comportan como equipo y posteriormente verlos evolucionar hasta convertirse en una extraña pero incondicional familia con unas lealtades que van más allá de la sangre. 


Dejando atrás el torpe inicio, como siempre las descripciones de Schwab tienen ese tinte oscuro y siniestro que me sigue maravillando, que nos deja con una sensación intensa a la par que excitante por el hilo argumental que maneja. 

El clímax me dejó con el cerebro embotado un momento. QUÉ PLOT TWIST. Ya se imaginarán que al llegar al final estaba prácticamente cardiaca. No estoy segura si leeré Una Venganza Mortal, pero sin duda va a continuar sorprendiéndome positivamente, no está demás el darle la oportunidad. 


Una obsesión perversa es un libro con un inicio lento, que va dejándolo atrás conforme pasan las páginas, entretejiendo palabras en un hilo argumental completamente adictivo y maravilloso. Con personajes asombrosos, sin duda se ha convertido en uno de los preferidos del año.

VALORACIÓN

☆/5


Victoria Schwab es la autora de El archivo y El vacío, además de las aclamadas novelas de fantasía para adultos Una magia más oscura y Una obsesión perversa. Cuando no está paseando por las calles de París o caminando por las colinas de Inglaterra, vive en Nashville, Tennessee, y se la suele ver en un rincón de alguna cafetería, imaginando monstruos. 
Su próxima novela en puck es La ciudad de los fantasmas (noviembre 2018).

5 comentarios:

  1. Hola! No conocía el libro pero lo cierto es que no termina de atraerme mucho el argumento así que creo que voy a dejarlo pasar. Muchas gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Yo no pude terminarlo. Sé que a todo el mundo le ha encantado, pero cuando un libro no me engancha a la primera no hay nada que hacer. Además, ni la fantasía ni la ciencia ficción son mis géneros favoritos, así que lo tenía difícil para gustarme.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hooooola!
    Ay, este es uno de mis libros favoritos de todos los tiempos <3 Para mí, Schwab no es sólo la reina de mi fantasía, sino también la reina de los villanos (y de los antihéroes). En mi ejemplar de Una Obsesión Perversa tengo escritas las palabras "¿Villanos? Pfff, no existen realmente," porque esa es la impresión que te deja este libro. En mi opinión, esta es una de las mejores novelas de supervillanos que uno podría encontrar. Es oscura, directa al grano y es AMBICIOSA. ME FASCINA, EN SERIO <3 ¿Quién es el héroe? ¿Quién es el villano? Leer esta novela es como devorar todos los hechos sin un orden determinado para luego quedarte pensando quién es quién. Si hay que examinarlo, este es un libro con un héroe que no se comporta como un héroe y sobre un villano que tampoco se comporta como un villano. ¿Quién es quién? ¿Eli? ¿Victor? Eso queda para que lo decidamos :P
    ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TU RESEÑA! REALMENTE LA DISFRUTÉ <3 ¡FELICES FIESTAS! Te deseo unos días increíbles, llenos de cosas buenas y de grandes novelas <3 Ha sido precioso venir a leerte :3
    ¡Un beso! Nos leemos :)
    ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Ale! :D
    La verdad es que me alegró bastante que continuaras con esta historia, tiene mucho potencial y aunque tiene un inicio extraño a mi me pareció fabulosa de principio a fin.
    Victor sin duda es el gran protagonista, disfruté mucho de este personaje al igual que Sydney, por lo que me siento algo intrigada con las continuaciones y ya espero que el segundo llegue prontito a mis manos. *-*

    ¡Besos! ♥

    ResponderEliminar
  5. Esta ha sido la primera novela que he leído de Victoria Schwab y al principio me quedé un poco fría por lo que tú dices, que es un poco lento o hay demasiados flashbacks o no sé. Pero luego seguí muy bien el ritmo y creo que seguiré leyendo la segunda parte. Besos.

    ResponderEliminar

¡Hola Nadador! Si llegaste hasta el final es buena señal y si gustas comentar me harías muy feliz. Además de que si un blog me gusta lo sigo a cada paso que da.
Antes de dar clic en publicar te pido por favor que no hagas SPAM gratuito.
Es muy probable que no me pase por tu blog, y mucho menos si ni siquiera te haz tomado la decencia de leer qué estoy escribiendo.
Un saludo a todos.

Suscríbete

Traductor

Afíliame

Con la tecnología de Blogger.

Colaboro con