domingo, 29 de diciembre de 2019

Reseña: Cariño, cuánto te odio- Sally Thorne.

  • Autor: Sally Thorne. 
  • Formato: Pasta Blanda || Digital Ebook. 
  • Editorial: Planeta. 
  • Páginas: 416. 
  • Temática: Drama, Romance, Contemporáneo.
  • Disponibilidad: www.gandhi.com ||  Amazon. 
  • ISBN: 9786070748806.




Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso...



¡Buen día, Nadadores! Me alegro infinitamente de volver a la carga. Hace tiempo estuve casi dos semanas inmersa en un deprimente bloqueo lector. Nada de lo que llegaba a mis manos me llenaba y abandonaba libros en un pis pás. Es en estas situaciones cuando busco los maravillosos chick-lit, ya que son ligeros y me dan la certeza de que me sacarán del fango.

Hace tiempo que este libro de Sally Thorne estuvo bastante en redes y por fin puedo comprobar de primera mano el furor que representaba.


¿De qué va entonces cariño, cuánto te odio? 


Después de la fusión de las editoriales de Gamin y Bexley para convertirse en B&G Books, las personalidades no podían ser más distintas entre sus trabajadores. Los Gamin; siempre alegres, amantes de la literatura, dispuestos a devorar las entregas que llegan a sus manos, relajados y viviendo la vida al día. Los Bexley; caracterizados por su férrea determinación, su destreza con los números y su prolija apariencia.

Nadie puede representarlos mejor que Lucy Hutton y Joshua Templeman. Ellos son una Gamin y un Bexley hasta la médula, que no pueden evitar competir por quién es mejor que el otro, ya que se odian. A muerte.

Tengo una teoría. Odiar a una persona se parece de forma inquietante a estar enamorado de ella. 

Sin embargo, una vez que surge la oportunidad de obtener un mejor puesto, la trifulca se ha convertido en algo realmente personal que provoca que las chispas entre ambos salten a la vista aún más de lo normal.

El amor y el odio son viscerales. Ya sólo de pensar en esa persona se te retuerce el estómago. El corazón te palpita con fuerza en el pecho: casi se te ve a través de la carne y la ropa. Pierdes el apetito y el sueño. Cada contacto con esa persona te llena la sangre de un tipo peligroso de adrenalina y te coloca al borde de una reacción radical: luchar o huir. Apenas conservas el dominio sobre tu cuerpo. Te consumes. Tienes miedo. 

Siendo una emoción tan visceral como el amor, Lucy no puede dejar de pensar cómo estrangular a su compañero de oficina pero una vez que comienza a conocerlo más a fondo, no puede evitar sentir que no es solo un trabajo lo que está en riesgo ahora.

Hablando de los personajes, tenemos dos bastante definidos.


Lucinda “Lucy” Hutton es una mujer de veintipocos años que ha deseado trabajar en una editorial desde que era una niña. Es un poco friki, adora las figuras de los Pitufos, los cuales colecciona con fervor. Así como el odio que parece tenerle a Joshua Templeman, quien no sale de sus pensamientos, agobiándola con sus juegos de poder para demostrar quién es mejor de ambos. Lucy es amable, de carácter apacible y se esfuerza por caerle bien a todo mundo, a veces a costa de favores que la dejan rendida de cansancio solo porque no sabe decir No. Lucy proviene de una familia con una plantación de fresas, por lo que nuestro protagonista la llama “Fresita” constantemente. Tiene un complejo con su estatura y se molesta cuando los demás insinúan lo pequeña que es. Su cabello es oscuro, rizado y sus ojos son azules.


Aunque empiezo a sentir calambres en los tendones del cuello, no me permito por nada del mundo bajar la mirada. Si lo hiciera, tal vez le miraría la boca, pero ya la veo lo suficiente cuando se pone a lanzarme insultos desde el otro lado de la oficina. ¿Por qué habría de querer verla más cerca?

Joshua “Josh” Templeman es el señor “hago que toda la oficina se cague de miedo”. Y es que a este joven de aprox. Treinta años, no le importa lo que piensen los demás y va destilando frialdad así como veneno por donde pasa. En especial hacia Lucy, quien parece ser el blanco de sus pullas y comentarios hirientes desde que comenzaron a trabajar juntos. Joshua es hermético, práctico y en ocasiones predecible, manteniendo todo bajo un rígido control. Es sumamente atractivo, de cabello castaño y rizado, ojos azules además de un cuerpo de infarto, pero ello no merma un poco su carácter de perros. Parece ser que la única persona dispuesta a plantarle cara es Lucy, a quien no puede dejar de chinchar continuamente. Bajo la fachada Joshua es amable, atento y observador.

—Mamá y papá os quieren mucho, niños —dice Joshua en voz baja, de forma que solo yo pueda oírle. A los ojos de cualquier observador, simplemente está charlando con educación. Varias cabezas asoman al estilo suricata por encima de las paredes de los cubículos. Somos figuras legendarias, por lo visto—. A veces nos acaloramos y discutimos. Pero no tengáis miedo. Aunque discutamos, no es por culpa vuestra. 

Danny es el compañero de la oficina de ambos y está empecinado en salir con Lucy para cabrear a Josh. No parece temer por su vida, se dice que es un caballero así como la síntesis de un buen chico. De cabello rubio y buen porte, Danny es gracioso, fácil de tratar y un cotilla de categoría. Es diseñador freelance.

Él se endereza en la silla, pero la comisura de sus labios se mueve ligeramente. Ojalá pudiera estirárselos con los pulgares hasta arrancarle una enorme sonrisa de perturbado. Mientras la policía me sacara esposada de la oficina, yo gritaría «¡Sonríe de una vez, maldito!»

Bexley y Helen son los directores así como jefes de oficina de Josh y Lucy respectivamente. Ambos hacen de mediadores para que estos no se arranquen la cabeza diariamente. Bexley es un viejo verde cuarentón que se pasa dormido en la oficina y dándose atracones de comida. Por su parte, Helen es la jefa de Lucy que se pasa haciendo el vago, tiene el porte de una elegante chica francesa que disfruta enormemente de la lectura y las cosas vintage. Es sumamente observadora y delega todas sus responsabilidades a su subordinada.


No ha sido una sorpresa que este libro se convirtiese en una brisa fresca frente al calor inminente. Siempre he disfrutado el cliché que del odio al amor hay un solo paso y nunca mejor dicho con este par.

—¿Qué te estás imaginando? Tienes una expresión obscena.
—Que te estrangulo. Con las manos desnudas. —Apenas consigo articular las palabras. Me sale una voz más ronca que la de una operadora de línea sexual después de un doble turno.
—Así que eso es lo que te pone. —Sus ojos comienzan a oscurecerse.
—Sólo cuando se trata de ti. 


Después de percatarme de que leerlo una vez no fue suficiente, saqué mi libreta de reseñas y eternos pendientes donde tenía comenzada la reseña. Me dije a mí misma que no podía irme de rositas sin hablarles de un libro tan maravilloso como este así que me embarqué en su lectura nuevamente.

—Ni lo sueñes. —Tecleo mi clave. La anterior ya ha caducado. Ahora es: «¡MUERE-JOSH-MUERE!»—. Ese puesto es mío.

Los personajes están perfectamente definidos. Lucy es sumamente graciosa y simpática pero saca las garras para hacerle frente a nuestro protagonista Joshua, quien es un gilipollas la mayor parte del tiempo y me ha agradado el detalle de que la autora no tratase de transformar su personalidad sino que te cuenta qué lo ha llevado a ser así de arisco y te muestra una faceta aún más humana si cabe. Es fácil identificarse con este par.

Su sonrisa es más valiosa que un millar de sonrisas de cualquier otra persona. Necesito una fotografía. Algo a lo que aferrarme. Necesito que todo este estrafalario planeta deje de girar sobre sí mismo para poder congelar este momento. Menudo desastre. 

La relación amorosa entre ambos me ha dejado fangirleando 24/7. Ambas veces que me di oportunidad de leerlo antes de que la reseña llegase al fin a buen puerto, he reído, suspirado y me he enamorado de las interacciones que tienen. Disfrazado bajo el supuesto odio mutuo que se tienen el uno al otro, se conocen profundamente, llevándose al límite de forma continua, sacándose de su propio caparazón para hacerse frente.

El cómo poco a poco comienzan a convertirse en el imprescindible del otro era la razón de mis delicias. Me ha fascinado que se picaban constantemente, llenos de pullas que tenían por objetivo llamar la atención del otro. Saben perfectamente que ADORO las relaciones que evolucionan del odio al amor.

La pluma de Sally es rápida, fluida y bastante digerible. Te mantiene atrapado de principio a fin. Me reía constantemente y es fácil suspirar por ambos. Tiene un tinte erótico pero este también es francamente disfrutable. Entre otras noticias, ¡contaremos con una adaptación cinematográfica con Lucy Hale y Robbie Amell como protagonistas! Estoy haciendo mi bailecito de felicidad ahora mismo. Sí señor.

Cariño, cuánto te odio es un libro que se va en un santiamén, repleto de pullas ingeniosas, personajes entrañables y una relación que va floreciendo poco a poco para convertirse en mucho, mucho más.

VALORACIÓN

★★★✩/5


Sally Thorne debuta con "Cariño, cuánto te odio" en la comedia romántica con una novela, sexy, inteligente y fresca que huye de los tópicos del género. El libro ha sido publicado por la editorial Espasa tras su éxito internacional.
Sally Thorne es la autora best-seller del USA Today con The Hating Game. Ella pasa su tiempo escalando en mundos ficticios de su propia creación. Vive en Canberra, Australia con su esposa en una casa llena de juguetes vintage, demasiados cojines, una casa de muñecas encantada y el pug más dulce del mundo.

6 comentarios:

  1. Hola! He leído alguna reseña de este libro pero no es un tipo de lectura que suela leer y disfrutar así que no creo que me anime con él. Me alegra ver que lo has disfrutado tanto. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoooooola holaaaa!
    Este fue el primer libro que leí en el 2019 :3 A pesar de todo, la pasé genial viendo este libro, riendo, sonriendo y dejando que las páginas se pasaran solas. Fue una lectura adictiva, entretenida y con la que me involucre al 100%. Y me encantó. No puedo decir que amé este libro porque hubieron muchas cosas que no me gustaron, pero de todos modos es un libro que disfruté, eso seguro <3
    ¡MUCHAS GRACIAS POR TU RESEÑA! ME ENCANTÓ VENIR A LEERTE Y CONOCER TU OPINIÓN, en serio <3 ¡Y FELICES FIESTAS! Te deseo unos días muy bellos, llenos de cosas buenas y de grandes novelas <3 ¡AMO LEERTE!
    ¡Un beso! Nos leemos :)
    ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Parece un libro súper fresco, perfecto para leer tras un bloqueo lector o algo así. La verdad es que me ha parecido interesante, así que probablemente lo meteré en mi lista de deseos.
    Y por cierto, que vayan a publicar la adaptación a la gran pantalla me dan más ganas de tenerlo... ¡Y con esos actorazos! Seguro que al final me animo a leerla antes de que salga la peli. Gracias por la recomendación.

    ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Al principio no me llamó la atención este libro. Pensaba que sería muy normalito, pero todas las reseñas que estoy viendo son muy positivas. Parece uno de esos libros de los que no esperas mucho y te sorprenden. Lo leeré seguro :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Holla, qué genial que te haya gustado tanto el libro, la verdad es que lo disfruté muchísimo, sin dudas que son una parejita para fangirlear y que vives un montón :P ay, me ha dado curiosidad la película, a ver qué pasa :P
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  6. Leí el libro el año pasad y me encanto, la relación amor odio me tubo pagada al libro de principio a fin.

    Hola soy Aniee y vengo del blog https://amorporlalectura92.blogspot.com/ hace poco me uní la iniciativa mapa de blogs y ya te sigo espero que puedas pasarte por mi blog, Saludos :)

    ResponderEliminar

¡Hola Nadador! Si llegaste hasta el final es buena señal y si gustas comentar me harías muy feliz. Además de que si un blog me gusta lo sigo a cada paso que da.
Antes de dar clic en publicar te pido por favor que no hagas SPAM gratuito.
Es muy probable que no me pase por tu blog, y mucho menos si ni siquiera te haz tomado la decencia de leer qué estoy escribiendo.
Un saludo a todos.

Suscríbete

Traductor

Afíliame

Con la tecnología de Blogger.

Colaboro con