sábado, 14 de marzo de 2020

Reseña: Starfish- Akemi Dawn Bowman.

  • Autor: Akemi Dawn Bowman. 
  • Formato: Pasta Blanda || Digital Ebook. 
  • Editorial: V&R Editoras. 
  • Páginas: 360. 
  • Temática: Drama, Romance, Young Adult.
  • Disponibilidad: www.elsotano.com ||  www.gandhi.com.mx 
  • ISBN: 9786078614608.



Kiko siempre creyó que Prisma, la universidad de arte de sus sueños, sería su escape. El lugar en el que dejaría atrás a su madre, esa que siempre la hizo sentir poca cosa, y a las pesadillas de su pasado. El lugar donde nadie creería que es demasiado dramática, ni desestimaría su talento.



¡Feliz sábado, Nadadores! Hace eones que no pasaba por aquí. La vida tiene sus vaivenes y lo cierto es que estoy ocupada 24/7 últimamente. Afortunadamente encontré un trabajo donde poco a poco pongo a prueba mis habilidades y voy aprendiendo a pasos agigantados cómo aplicar el diseño en la vida real. Por si fuera poco, al fin pude aplicar mi examen de inglés de FCE así que ahora solo hay que esperar los resultados que me dan ansias. Ciertamente mi kindle no pasa ahora por las mejores condiciones, por lo que la mayoría de mis lecturas se han visto en stand-by, aunado al nulo tiempo con el que he contado últimamente. Parezco alma en pena jaja. Esperemos que una beca, que sería como caída del cielo, me ayude a reemplazar mi vieja reliquia que no para de apagarse una y otra vez. 

MIL GRACIAS A V&R EDITORIAL POR EL EJEMPLAR.


¿De qué va entonces Starfish?

Kiko siempre ha estado convencida de que la escuela de arte Prisma será la solución a todos sus problemas. Desde que era una niña, sus esfuerzos no eran valorados por su madre y se vio desacreditada en todas las actividades que hacía, en especial cuando entraba en la ecuación su pasión por el arte. 


Sin embargo, cuando la carta de aceptación que tanto esperaba no contiene otra cosa más que negativas, tendrá que formular un plan de escape ya que siempre se ha sentido rechazada por su entorno, más aún con su constante timidez y dificultad para relacionarse con los demás, así como que nuevamente su tío, un hombre que la ha dañado provocando en ella una desconfianza irremediable, entrará en su vida y nadie piensa mover un dedo para ayudarla a afrontar esos temores que no la dejan crecer como persona. 


¿Podrá averiguar las respuestas que ha buscado tanto tiempo y aprender a brillar por sí misma de una vez por todas?

Ciertamente, las expectativas son un arma de doble filo cuando de libros desconocidos nos referimos y cuando leí la sinopsis de Starfish, decidí irme de cabeza y sin anestesia al aventurarme en su historia, sin leer reseñas previas de por medio o de hacerme una idea de qué encontraría en este libro. 


Lo cierto es que lo que la autora nos cuenta no es nada del otro mundo y me ha gustado que abordase ciertos temas como el crecimiento personal y la importancia de valorarse a uno mismo sobre todas las cosas. Sin embargo, dicho crecimiento queda en entredicho porque nunca pude conectar al cien por ciento con la protagonista. 


Kiko es una chica con ascendencia japonesa. Es americana y si bien no conocía demasiado de ello, mi hermana de los males me ha confirmado que hay una gran cantidad de racismo hacia la raza asiática, cosa que causaba un conflicto en mi cabeza, tal vez por la gran adoración que le prodigo a la cultura y todas sus manifestaciones. El punto es, que Kiko nunca tuvo un contacto directo con sus orígenes. Ha crecido en un ambiente en el que solamente los estereotipos americanos eran considerados como el canon de belleza de su madre, así que lo único es que sabe que es una japonesa de nombre, prácticamente. 

Aunado a ello, nuestra protagonista tiene una inseguridad en sí misma que me causaba dolores de cabeza. Había ocasiones en las que me sentía reflejada en ella, pero al menos sé reconocer que tengo un poco de amor propio y confianza en mí misma, de la que Kiko carece. Me daba conflictos mentales porque entendía por una parte que era así por culpa de su ambiente familiar tóxico pero no podía aceptarlo y renegaba de ello con todas mis fuerzas. 


Ahora que me preparo para hablar de la mamá tóxica -porque sí, no hay mejor adjetivo para describirla que este- les cuento que esta mujer se cree el ombligo del universo. Cree que todo el tiempo el mundo está hablando de ella y respiran para darle su importancia que se merece, haciendo como que no existes cada vez que le era conveniente. En ese sentido podía entender a Kiko perfectamente, queriendo llenar las expectativas de alguien insaciable, que nunca está contento consigo mismo y que aprovecha para apagar la poca luz propia que tienen sus hijos. No puedo decir que no comprenda, ya que mi madrecita es igual, haciéndose la víctima y maquinando cosas a su conveniencia para que uno viva igual que ella. Astrid no me dejará mentir ya que cuando le mostraba notas del libro, ella irónicamente me dijo que mi día a día era prácticamente el mismo, de mano de esa cargante mujer. 

Considero que la relación de romance platónico que nuestra protagonista sostiene con su amigo , no me ha provocado emoción alguna y creo que si lo hubiesen dejado de lado, quedando solo como amigos, le hubiese dado un toque más maduro al argumento. Creo que es así. 


Cabe afirmar que el principal meollo del asunto fue llevado de una manera desastrosa. Siempre me he caracterizado por afrontar los problemas como vengan, y el hecho de que hagan como que algo tan serio no existe sólo por comodidad o conveniencia, me tenía con ganas de gritar. 


Sin mentir, creo que el único personaje que me ha gustado es ..... un artista que insta a Kiko a descubrir facetas de sí misma -que aunque ella piense que es su crush la que la ayuda superar sus conflictos, pues no, las cosas como son- que no conocía, a darle un sentido a su arte, a decir lo que siente de forma que pueda crecer y comenzar a superar el dolor que ha guardado con el paso de los años. 


Uno de los puntos positivos del libro es que se lee de forma rápida aunque era un poco pesado de digerir por la narración en primera persona de un personaje que no me agradaba demasiado. Cuando por fin comprendí la analogía del título del libro, todo en mi mente hizo un clic instantáneo, todo tomó sentido. 

Siempre he meditado acerca de que el arte es una expresión preciosa para transmitir sentimientos, creo que esa pasión que siente Kiko por sus pinturas es algo a lo que debería aferrarse y a lo que todos deberíamos poner atención: encontrar esa cosa que nos mueve y nos hace sentir únicos aunque sea solamente a ojos de nosotros mismos. 

Starfish es otro libro que se ha quedado en el camino, con personajes que no supieron llenar mis expectativas así como situaciones que no fueron resueltas de una forma apropiada lo que provocó que fuese casi imposible conectar con lo que la autora quería decirnos desde un principio.

VALORACIÓN

/5



Akemi Dawn Bowman es autora finalista del premio William C. Morris por sus novelas Starfish, Summer Bird Blue, and Harley in the Sky. Sus próximas series de ciencia ficción, The Infinity Courts, está programada para el 2021, seguida por su debut middle-grade, Generation Misfits. Una orgullosa Ravenclaw y entusiasta de Star Wars, tiene un BA en ciencias sociales de la Universidad de Nevada, Las Vegas. Actualmente vive en Escocia con su esposo y dos hijos. Es representada por Penny Moore de Aevitas Creative Management.

4 comentarios:

  1. Holaaaa, alguien de bookstagram recomendo mucho este libro, pero no se si sea mi tipo de libro ahora que leí tu reseña, no me gusta que las novelas no se enfoquen en sus personajes más idk
    Saluditos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Me ha gustado la portada, pero la historia no sé si me termina de convencer. Ahora mismo hay libros que me llaman más, así que de momento lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola querida Ale! :D
    Que mal que no pudieras disfrutarlo más, que no fuera lo que esperabas. Yo la verdad es que no sé que pensar de este libro, sobre todo porque he visto opiniones muy positivas de este libro pero también alguna que otra negativa; ya te contaré en su momento.

    ¡Besos! ♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola hermana del mal!
    Me da mucha pena que no te haya gustado el libro en general. Teniendo tremendos temas como el racismo hacia los asiáticos, el abuso dentro del núcleo familiar... siento que la autora pudo haberlo aprovechado mejor pero realmente quedó en la nada y es una lástima. En fin, no te amargues que hay muchos más libros por disfrutar en este largo y lento año hahah
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¡Hola Nadador! Si llegaste hasta el final es buena señal y si gustas comentar me harías muy feliz. Además de que si un blog me gusta lo sigo a cada paso que da.
Antes de dar clic en publicar te pido por favor que no hagas SPAM gratuito.
Es muy probable que no me pase por tu blog, y mucho menos si ni siquiera te haz tomado la decencia de leer qué estoy escribiendo.
Un saludo a todos.

Suscríbete

Traductor

Afíliame

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts