miércoles, 19 de febrero de 2020

Reseña: Ódiame de día, ámame de noche- Nieves Hidalgo.

  • Autor: Nieves Hidalgo. 
  • Formato: Tapa Blanda || Digital Ebook. 
  • Editorial: VERGARA (Ediciones B). 
  • Páginas: 400. 
  • Temática: Drama, Histórico, Romance. 
  • Disponibilidad: www.casadellibro.com || Amazon. 
  • ISBN: 9788416076802.





En esta segunda entrega de la trilogía«Un romance en Londres», Nicole intenta salvar el abismo que le separa del hombre que despierta su pasión y convertir el odio en amor.

Jason Rowland, vizconde de Wickford, se casa enamorado de Cassandra sin importarle sus orígenes. Sin embargo, ella solo busca su título y su posición. Caprichosa y déspota, convierte su vida en un infierno.

Cassandra ha cometido un desliz por el que puede perder cuanto tiene, por eso busca la ayuda de quien nunca le ha fallado: su hermana gemela, Nicole. Pero un accidente hará que la vida de ambas dé un giro inesperado.

Cuando Nicole despierta no recuerda nada, ni siquiera su nombre. Solo sabe que, según le dicen, está casada con un noble; un hombre que la atrae desde el primer momento, pero que no disimula su desprecio hacia ella. Mil imágenes que no comprende la atormentan, presiente que existe un secreto que debe desvelar, aunque signifique su perdición, e intenta mantener las distancias con un esposo al que no reconoce. Pero el amor hacia Jason es más fuerte que ella. Y si del amor al odio hay un paso corto, hará lo imposible para recorrer el camino inverso que, de entrada, parece insalvable.






¡Buenas días, Nadadores! Como siempre es un inmenso placer estar de vuelta, nada más y nada menos que con otro de mis adorados romances históricos. Les cuento que la pluma de Nieves Hidalgo tuve oportunidad de conocerla en Rivales de día, amantes de noche. Así que sé que en sus libros puedo encontrar algo que valga la pena. 

¿De qué va entonces Ódiame de día, ámame de noche?

Cassandra Rowland es una mujer fría, sin corazón, que siempre hace lo que cree conveniente para que sus designios se vean completados. Por ello, se casó con el vizconde Jason Rowland, quien le proporcionaría grandes lujos y una vida acomodada por el resto de su vida. 

Sin embargo, Cassandra nunca lo ha amado y después de innumerables infidelidades y los constantes robos que realiza a su marido para solventar sus deudas de juego, se percata que está embarazada. 
Es entonces cuando recurre a Nicole, su hermana gemela, a quien le pide que la suplante en lo que realiza un aborto para poder volver a la vida que siempre ha deseado.

Resolver sus problemas, decía. Matar los rencores. ¿Cómo se podía hacer eso cuando se odiaba y se deseaba a la misma mujer?

A pesar de lo repulsivo que le parece el plan insensible de su hermana, no puede evitar apoyarla como siempre lo ha hecho, hasta que Nicole sufre un accidente que la despojará de su memoria. Es entonces cuando despierta en Caster Hill, donde le aseguran no sólo que está casada, sino que es una mujer cruel y déspota que responde al nombre de Cassandra. 

Aunque esté llevando una vida a la que no sienta que pertenezca del todo, pero incapaz de negarlo por no recordar nada del pasado, no puede creer las blasfemias de las que la acusa Jason, quien la odia profundamente por haber pisoteado su amor y mancillado su orgullo.

Unas veces querría besarlo y otras abofetearlo. Me irrita y me seduce a partes iguales. En ocasiones se muestra tan sarcástico e hiriente que me gustaría arrancarle los ojos y otras... me late acelerado el corazón cuando está cerca. Me cuesta prestar atención a nada si está él, con una de sus miradas me desarma y se me corta la respiración cuando me besa. Pero también lo aborrezco, porque la mayoróa de las veces se muestra frío y sé que, aunque disimule delante de vosotros, me desprecia. 

Poco a poco comenzarán a crecer sus sentimientos hacia su marido, aún cuando este no la soporte por los malos recuerdos que le provoca y la constante sensación de que solo está actuando como siempre para salirse con la suya. Y este, no podrá negar que no puede dejar de desear a su esposa con un fervor mayor que el de antes.


Hablando de los personajes, tenemos un par bastante interesantes.


Nicole es una joven alegre, de carácter testarudo, que siempre tratará de ayudar a su hermana a lograr lo que se proponga a pesar de las traiciones que esta les ha prodigado a lo largo del tiempo. Tiene principios y es apacible, excepto cuando entra a la ecuación Jason, quien la hace sentir más allá de todo, a quien no puede evitar odiar y amar al mismo tiempo. Disfruta de cabalgar, el aroma de las plantas en el invernadero, así como de sembrar las cosas con sus propias manos. Es orgullosa y no dejará que Jason la pisoteé a pesar de que le recuerda constantemente ser una mujer que nunca podría concebir llegar a convertirse. Es de cabello rojizo, ojos azules y belleza excepcional.

En aquella casa, de una forma u otra, le pintaban la imagen de una persona inmoral, huraña, despótica y hasta desnaturalizada. Y esa no era ella, se negaba a aceptarlo. Rechazaba de plano ser una mujer abominable de ese calibre, sentía en el fondo de su alma que no lo era.

Jason Rowland es un joven de aprox. Treinta años, sumamente orgulloso, arrogante y que no temerá hacerle daño a “Cassandra” aun cuando esta tenga un carácter sumamente diferente al que tenía antes del accidente. Jason es un cabeza dura, de opiniones fuertes y se fustiga a sí mismo ya que no puede evitar el desear a su esposa a pesar de que la odia con todo su ser. De cabello y ojos oscuros, es la perdición de las mujeres.

Desdeñaba su presencia, pero le gustaba saber dónde estaba, incluso la buscaba si no la veía. Su problema era la herida que no dejaba de dolerle por la humillación de haber sido engañado y desterrado de su cuarto. 

Alexandra es la prima de Jason, una mujer de carácter fuerte, de convicciones que lo son aún más, ya que prefiere encontrar el amor que convertirse en una mujer florero sin opinión. Alexandra es apasionada, no teme en el qué dirán y es bastante atrevida. Se convierte en una buena amiga para la nueva Cassandra. Está no tan secretamente enamorada de Daniel Bridge, a pesar de que afirma que es su penitencia personal.

Daniel Bridge es el médico personal de la familia Rowland así como uno de los mejores amigos de Jason. Daniel es taciturno, observador y disfruta de cenar con los Rowland y convivir con ellos. A pesar de negarlo, no puede evitar sentir algo por Alexandra, aunque sabe que nunca será para él por ser de un estrato social completamente distinto.

Ella merecía vivir, soñaba con fiestas, con lucir bonitos vestidos y joyas. Sabía que era hermosa y consideró que ese don no debía marchitarse esperando tan solo procrear y envejecer en un entorno muy tradicional y aburrido. 

Cassandra Rowland es una mujer sin corazón, dispuesta a hacer lo que sea para que sus deseos y caprichos se hagan realidad, aun cuando tenga que deshacerse de otros en el camino. De cabello rojo y ojos azules idénticos que los de su gemela, es una mujer cruel, que se aprovecha de los hombres, siempre ansiosa de obtener más y más riqueza.


Ahora bien, este libro es la segunda parte de la trilogía Un romance en Londres, la cual anteriormente había leído hace más de un año y me había gustado bastante. Esta ocasión Nieves Hidalgo nos trae una premisa interesante, el intercambio de identidades y las relaciones de amor-odio a pedir de boca.


Los personajes sin duda no son lo que esperaba. A pesar de las fuertes convicciones que tenía “Cassandra” considero que su personaje se quedó a medias, ya que tenía profundamente arraigadas ideas en las que era independiente, pero se contradecía a sí misma cada dos por tres.


Jason no ha sido de mis preferidos tampoco. Sé que estaba profundamente herido (en el orgullo) ya que bien saben que no tolero las infidelidades, pero este hombre era demasiado cruel con su esposa. A pesar de ver el patente cambio, solamente la desea carnalmente, no es un romance bien dicho, sino un hambre de sexo lo que movía sus acciones para después pisotearla como si fuese una mujerzuela.
Su comportamiento y sus maneras eran tan distintos que no parecía la misma. Era el mismo cuerpo, pero con actitudes y detalles que la mujer que él conocía nunca dejó entrever, y que juzgaba seductores: la forma graciosa en que arrugaba la nariz cuando algo la disgustaba o divertía, la manera elegante de llevarse la copa a los labios, el modo en que enredaba algún mechón de su cabello en un dedo o se mordía el labio inferior si estaba nerviosa... Hasta su aroma había cambiado: ahora olía a jabón o a vainilla cuando antes usaba caros e intensos perfumes.

Es así que no les sorprenderá cuando les diga que el romance no me ha gustado. Creo que hasta la pareja secundaria que no lo era realmente, les robó el protagonismo y tenían bases mucho más sólidas que este par. Nunca me robaron el aliento y lo único a lo que puedo sacarle chicha era a sus monumentales discusiones que podrían haber sido algo mucho más interesante de no haberse desarrollado del mismo modo.

El momento del clímax y el final me han parecido apresurados. Hay un par de acciones que no podrían haberse resuelto tan rápido y fácil, así que fue poco creíble en ese sentido.

Me he sentido algo perdida en lo que a los sucesos históricos se refiere. No recordaba –y sigo sin hacerlo- nada del libro anterior así que cuando mencionan que tuvo lugar en la entrega anterior no podía ubicarme.

Como siempre, la pluma de Nieves Hidalgo es ligera y sumamente rápida de leer, nos ambientamos en el Londres de la época Napoléonica, así que en el contexto que estaban era bueno, más por personajes y lugares de los que nos explican al final, que fueron relevantes en la vida real.

Ódiame de día, ámame de noche, era un libro del que esperaba bastante pero se quedó en el camino. Con un argumento del que podrían haber sacado un poco más de jugo, personajes que no fueron todo de mi agrado y un romance que terminó a medias, se robaron el protagonismo los secundarios y los personajes de la vida real que intervienen en la historia.

VALORACIÓN

★★/5


Escritora española, Nieves Hidalgo es una autora dedicada a la literatura romántica, consiguiendo con Lo que dure la eternidad, su primera novela, hacerse con un hueco en el panorama del romance literario, algo que confirmó con su siguiente novela, Orgullo sajón. A lo largo de su carrera ha publicado para importantes editoriales, como Ediciones B, y forma parte del catálago romántico del Círculo de lectores. Además de varias novelas independientes, Hidalgo logró un gran éxito con la saga de Los Gresham.

Nieves Hidalgo resultó ganadora en 2009 de dos Premios Dama, uno como Mejor escritora nacional y el otro como Mejor novela nacional.

2 comentarios:

  1. ¡Hoooola!
    Confieso que no había visto esta novela antes, y sin duda me has dejado intrigada. Ya veremos cuando me le animo :P No sé si es mucho de lo mío que digamos, así que ya veremos. Siempre está bueno probar.
    ¡GRACIAS POR TU RESEÑA! Sin duda me ha gustado mucho conocer tu opinión :)
    ¡Un beso! Nos leemos :)
    ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️ ❤️

    ResponderEliminar
  2. De esta autora solo leí Lo que dure la eternidad y lo amé, tengo otros libros de ella pero no se aún cuando leerlos porque me da cosa esperar mucho de ella y que no me gusten, pero al menos se que este libro no creo leérmelo la verdad.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

¡Hola Nadador! Si llegaste hasta el final es buena señal y si gustas comentar me harías muy feliz. Además de que si un blog me gusta lo sigo a cada paso que da.
Antes de dar clic en publicar te pido por favor que no hagas SPAM gratuito.
Es muy probable que no me pase por tu blog, y mucho menos si ni siquiera te haz tomado la decencia de leer qué estoy escribiendo.
Un saludo a todos.

Suscríbete

Traductor

Afíliame

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts