sábado, 22 de junio de 2019

Reseña: Eleanor Oliphant está perfectamente- Gail Honeyman.




  • Autor: Gail Honeyman.
  • Formato: Tapa Blanda || Digital Ebook. 
  • Editorial:  Roca Editorial. 
  • Páginas: 320. 
  • Temática: Drama, Narrativa épica, Contemporáneo.
  • Disponibilidad: www.casadellibro.com || Amazon
  • ISBN: 9788416700745.



Nadie le dijo a Eleanor que la vida podía ser mejor.

Eleanor Oliphant siempre dice lo que piensa. Lucha por dejar de ser alguien con pocas habilidades sociales. Se ha preparado un calendario vital cuidadoso y estricto para evitar interacciones sociales: los fines de semana los pasa sola comiendo pizza congelada y bebiendo vodka y todos los miércoles habla con su madre. Pero todo cambia cuando Eleanor conoce a Raymond, el informático de la oficina. Juntos abandonarán la soledad en la que han estado viviendo.

Una novela cálida y elegante. La historia de una heroína fuera de lo común, cuya inexplicable rareza e ingenio descarado la llevará a darse cuenta de que la única manera de sobrevivir en el mundo real es abriendo su corazón a la amistad.


¡Buenas tardes, Nadadores! Como siempre, me alegra estar de vuelta con ustedes ahora sí esperando que me vean más asiduamente por aquí. Porque al fin ¡Libre soy! Espero no ver la maldita escuela de aquí a que me gradúe para ser sinceros, vamos a disfrutar todo lo que se puedan estas vacaciones y rodearnos de buenas experiencias y por supuesto, libros, muchos libros. Hay que recuperar el tiempo perdido. 


La reseña de hoy es de un libro que vi en varios blogs el año pasado y al escuchar tantas buenas críticas no podía hacer otra cosa más que mostrarme escéptica pero ahora que lo he comprobado, entiendo perfectamente las sensaciones que te inundan al leer esta entrega de Gail Honeyman. Este libro lo vi tanto en el blog de Mónica Gutiérrez, Serendipia, así como en el de Clau, M de Memories y en el de Yoneri, La vida de una lectora, así que ellas fueron las que provocaron que me animase a aventurarme en su lectura. 

¿De qué va entonces Eleanor Oliphant is completely fine? 

Eleanor vive su vida metódicamente, como contable de una empresa de publicidad y diseño gráfico. Sus días son más bien grises, más aún por el poco o nulo contacto que establece con las otras personas, quienes la califican de extraña. 

Pero eso no es algo que le preocupe, el que llegue el fin de semana y no mantener contacto con nadie hasta que llega a la oficina el lunes es normal. El que nunca se despegue del alcohol y que espere todos los miércoles por la llamada de su madre en la que la maltrata psicológicamente es completamente normal. Y es que Eleanor está perfectamente. 

Compadezco a la gente guapa. Desde el momento que poseen belleza, se les escapa de las manos, es efímera. Debe ser difícil tener que demostrar continuamente que eres algo más, querer que los demás vean bajo la superficie, que te quieran por ti mismo y no por tu cuerpo imponente, tus ojos brillantes o tu melena espesa y lustrosa.

O eso es lo que piensa, hasta que asiste a un recital de música y obtiene un flechazo por el vocalista, a quien califica de un hombre perfecto y refinado. Sin embargo, ella no es lo que una persona de tanto renombre voltearía a ver más de una vez sin apartar la cara, así que comienza a realizar reformas en su forma de vivir, pequeños detalles; como un corte de pelo o un nuevo guardarropa que inconscientemente la llevarán a interactuar con otros, entre ellos Raymond, el de sistemas de la oficina con quien comienza a salir como amigos poco a poco después de estar en una situación que los involucró a ambos. 

Resulta increíblemente tedioso asistir a los rituales humanos de apareamiento. Por lo menos en el reino animal nos regalan en ocasiones un destello de plumas vistosas o una demostración de violencia espectacular. El revoleo de pelo y las peleitas de mentira no estaban a la altura.

Todo parece ir bien. Perfectamente. Hasta que Eleanor se percata que hay un trasfondo mucho más profundo en las relaciones sociales y que probablemente no esté tan bien sola como había pensado en un principio.


Eleanor Oliphant es una joven que está en sus 30's. Con una vida metódica, Eleanor mantiene poco o nula relación social con los que la rodean ya que considera que sus pláticas son insustanciales y no le ve caso el estar hablando del acontecimiento del fin de semana como una anécdota imprescindible. Eleanor es una persona que tiene poco tacto, dice lo que piensa sin filtro y sin pensar que podría dañar a los demás ya que ha estado sola por años sin dejarse ayudar después de un trágico accidente que marcó su infancia y que ha provocado que no quiera relacionarse con otros. Por ello, tiene prácticamente un nulo conocimiento de las conveniencias sociales y cómo comportarse cuando la invitan a una fiesta, por ejemplo. Puede parecer un poco snob pero poco a poco nos percatamos que es un personaje muy humano, con sus fallos y que poco a poco va aprendiendo de sus errores. Es sarcástica e ingenua en cierto sentido, pero en otros ha pasado mucho más que por mucho y ve como normales unas situaciones que son inauditas para el trato humano. Eleanor es práctica, no se preocupa por nimiedades y ha reprimido sus emociones por años. Su cabello es largo y castaño y tiene una cicatriz en el rostro.

Estoy convencida que hablar con una misma de vez en cuando es de lo más normal. No es que espere una respuesta.

Raymond es el compañero de trabajo y posteriormente amigo de Eleanor. Raymond es la tabla de salvación de las metidas de pata sociales de Eleanor y es quien poco a poco le enseñará que es posible preocuparse por alguien y dar afecto sin esperar recibir nada a cambio. Raymond es una persona que sabe escuchar atentamente, que parece ser algo aburrido y común pero es en esa cotidianeidad en donde reside su fuerza, la que sacará a Eleanor de la zona de confort y que la llevará a relacionarse con los demás. Raymond trabaja como informático en el departamento de sistemas de la agencia donde trabaja nuestra protagonista. Es una persona bonachona, con algo de sobrepeso y que disfruta de jugar videojuegos y vestirse con camisetas estampadas conjuntadas con zapatillas de deporte a donde sea. Es auténtico y no busca pretensiones, estando incondicionalmente con Eleanor a pesar de que esta a veces es grosera o cortante con él.


Ahora bien, es necesario hablar de cómo con la sensación de cosas cotidianas es como la autora logra decirnos bastantes cosas. La vida de Eleanor es monótona y no se producen grandes cambios en apariencia. Sin embargo queda demostrado que son los pequeños avances y cambios de rutina que esta lleva lo que poco a poco la llevan a revolucionar su vida y que comience a salir del caparazón en el que se ha visto inmersa por tantos años.

En ocasiones le hablo, no me avergüenza admitirlo. Cuando el silencio y la soledad se hacen pesados y me rodean, aplastándome, cortándome como si fueran hielo, a veces necesito hablar en voz alta, lo necesito, aunque solo sea a modo de prueba de vida.

Eleanor es un personaje bastante complejo. Es solitaria, es crítica y bastante inteligente, no soporta mantener charlas insustanciales y en ello pude reflejarme perfectamente con ella, en el que no entiende cómo los demás mantienen conversaciones sin sentido es una sensación que supo transmitirme bien. Pero sobre todo, pude sentir en mis carnes la soledad que eso conlleva. Incluso he tenido un par de reyertas en la escuela por mi poco contacto social con mis compañeros pero es que no soporto que solo te hablen cuando te necesiten, cosa que nuestra protagonista sabe demostrar muy bien.
Nunca deja de alucinarme lo que puede llegar a parecerles interesante, divertido o insólito. No puedo por más que concluir que se criaron en burbujas de cristal.

Nuestra protagonista comúnmente habla con un vocabulario amplio y que pocas personas de su alrededor comprenden, come solamente manjares de nombres imposibles y espera cada fin de semana para tomarse sus dos botellas de vodka y pasarse leyendo Jane Eyre o escuchando un programa de radio interesante y de temas poco comunes para el acervo general. Eleanor es un personaje que juzga por las apariencias y hábitos de las personas, cosas que comúnmente hacemos y que no nos detenemos a pensar el cómo es la persona para que su comportamiento se desarrolle de esa manera.

En el corazón tengo cicatrices igual de gruesas y feas que las de la cara. Sé que están ahí. Pero espero que quede algo de tejido sano, un pequeño retal por el que pueda entrar el amor y colarse dentro. Ojalá.

Eleanor es un personaje que ha pasado por un amplio y solitario camino. Que ha tenido que aguantar bastantes cosas que la tienen trastocada inconscientemente y que con el paso de las páginas iremos develando, echando un vistazo al pasado para conocer cuál fue el accidente que sufrió en su infancia así como las consecuencias que ha tenido este.

Las cosas que yo he visto no pueden ser desvistas. Las cosas que he hecho no pueden ser deshechas.

Este libro ha sido el que más reflexión ha tenido y que he tenido el gusto de toparme. Considero que es imprescindible que todos conozcan esta historia, que es tan sublime y triste, pero sobre todo real, que no puedes evitar que se cuele en tu corazón y te lo estruje con fuerza, sintiendo todo ese dolor como si fuese propio. Es en las emociones donde reside su fuerza y estoy orgullosa así como contenta de haberme animado a conocerlo.


He amado la amistad que le confiere el personaje de Raymond a la historia. Me ha agradado el apoyo emocional que le ha brindado a nuestra protagonista sin esperar nada a cambio. Debo felicitar a la autora porque no quiso involucrarlos en una relación romántica, simplemente son amigos y es así como se involucraron emocionalmente con el otro desde un principio. Como simples conocidos cuya relación va avanzando conforme pasan las páginas y va naciendo entre ellos una hermosa camaradería y amistad.

Nunca habría sospechado que unas pequeñas obras desinteresadas pudieran suscitar respuestas tan generosas y auténticas.

Debo decir que descubrir acerca del pasado de Eleanor es algo que te mantiene en vilo, en especial al ver la relación que tiene con su madre, una mujer sin corazón que la maltrata emocionalmente y que le hace daño a pesar de que este no se realiza de una manera física. Y cuando finalmente llegas al final no puedes evitar quedarte con la boca abierta por el giro que toman los acontecimientos. Tuve que leerlo un par de veces para digerirlo completamente porque simplemente es sorprendente. Me maravilló el rumbo que tomó la historia a partir de entonces.


Lo que sí es un poco tedioso es el principio. A veces sentía que en los primeros capítulos me tomaba trabajo arrancar así que si quieren abandonarlo solo por ello les recomiendo que tengan paciencia, que la espera vale la pena y compensa todas aquellas situaciones que son parte de la monotonía pero son esencia de nuestro protagonista.

En cualquier caso, era absurdo incluso especular al respecto. Yo no tenía a nadie y era inútil desear lo contrario. Al fin y al cabo, no merecía otra cosa. Y, la verdad, yo estaba bien, perfectamente. 

Se trata de un libro que se coló en mi corazón, que me brindó risas, lágrimas y momentos de camadería con los personajes, que me permitió sentirme parte del personaje y que pude sentirlo como si fuera yo. Creo que la autora ha logrado un trabajo sorprendente en humanizar las emociones de los personajes, que no solamente las personalidades tienen un trasfondo aventurero o pasional, sino que tienen sus altibajos, que cometen errores y son esos momentos en los que tratan de enmendarlos lo que hace que sean reales y que formen parte de la vida diaria.

Eleanor Oliphant está perfectamente es un libro imprescindible para todos, que es simplemente real y mágico por la capacidad que tiene Gail Honeyman en hacerte formar parte de estos personajes y que toma temas de trascendencia para hacernos abrir los ojos y estar alertas de esas señales de comportamientos que podrían ser normales pero que no lo son. Tal vez así es cuando nos percatemos que nuestra vida no está tan perfectamente orquestada como lo planeamos.

VALORACIÓN

★★★/5


Gail Honeyman nació en Glasgow y se graduó en la Universidad de Oxford. 

Eleanor Oliphant está perfectamente es su novela debut, que ha sorprendido a media Europa y ha sido vendida a 27 idiomas.

5 comentarios:

  1. ¡Hooooola, Aleeee!
    Ay, ¡NO SABES LO PENDIENTE QUE TENGO ESTE LIBRO! Hace meses ya que está en mi TBR y muero de ganas por leerlo. Por alguna razón, no lo consigo, pero espero devorarlo bien prontito. ¡Tengo el hype por las nubes!
    Increíble reseña <3 SIMPLEMENTE INCREÍBLE :D ME DEJASTE SIN PALABRAAASSSS <3
    ¡Besos! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. Ayyy es todo tan same! AMÉ MUCHÍSIMO ESTE LIBRO! Me costaron los primeros capítulos pero después, OMG. Me sentí super identificada con Eleanor, pero creo que no es necesario sentirse así para que te guste el libro. La autora escribe de maravillas yas relaciones, el crecimiento de los personajes, las imágenes que describe, son MARAVILLOSXS.
    Hermosa reseña!!!! Espero que todxs le den una chance.

    ResponderEliminar
  3. ¡Magnífica reseña! Me alegra de que hayas disfrutado tanto de esta novela y de su singular protagonista, a mí también me pareció fuera de lo común por las razones que tan bien expresas. Y mil gracias por la mención. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Veo que todo el mundo ama este libro y ahora todo lo que quiero es leerlo! Espero poder conseguirlo pronto. Muchas gracias por la reseña!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaa!
    Aquí cumpliendo con mi deber como hermana del mal haha. Por Dios mujer, no sabes lo mucho que me tocado leer esta reseña. Recuerdo en nuestras conversaciones lo mucho que te trasmitía el libro y cuando me hablabas de las escenas como el de la madre odiosa, mi corazón se hinchaba de la rabia y pena por Eleanor. Es muy interesante y real el concepto del libro, es cierto que muchas veces pensamos que estamos bien y no nos damos cuenta que la realidad es otra. Definitivamente me apunto este libro. Gracias por la reseña!
    ¡Besos! ❤

    ResponderEliminar

¡Hola Nadador! Si llegaste hasta el final es buena señal y si gustas comentar me harías muy feliz. Además de que si un blog me gusta lo sigo a cada paso que da.
Antes de dar clic en publicar te pido por favor que no hagas SPAM gratuito.
Es muy probable que no me pase por tu blog, y mucho menos si ni siquiera te haz tomado la decencia de leer qué estoy escribiendo.
Un saludo a todos.

Suscríbete

Traductor

Afíliame

Con la tecnología de Blogger.

Colaboro con